UN LUGAR DONDE EL VINO ES EL ORIGEN DE TODO

Un flechazo fue el causante de que la familia Vivanco adquiriera en 2003 en la localidad de Milagro una finca y viña, que ya desde tiempos ancestrales fue, y sigue siendo, un lugar especial.

Su pasión por la cultura del vino y un expertise avalado por 100 años de historia llevaron a la familia Vivanco a ver en este enclave una gran oportunidad.